Desde 1698 Guarro Casas se ha ganado el prestigio tanto a nivel español como en los mercados internacionales por la calidad de sus papeles. Son el fabricante de papel más antiguo de España.

Como empresa papelera, Guarro Casas ha estado siempre muy concienciada con el medioambiente: garantizando el origen de su materia primera, reduciendo el consumo de agua y sobre todo reutilizando sus residuos. Ahora lanzan una nueva gama de papeles reciclados, más sostenibles y en esta búsqueda de un producto sostenible, han decidido compensar todo el CO2 producido durante la fabricación de su nueva gama Greenluxe.

 

Comprometidos con la sostenibilidad, compensación voluntaria de las emisiones de CO2 en la Duna de Montgrí.

Con estas acciones pretenden hacer un papel lo más sostenible posible, cuentan con procesos muy optimizados y aunque en este momento su colaboración en el proyecto sea pequeña, esperan que crezca, ya que se reforestarán árboles en función de la producción de papel, por lo cuantas más empresas utilicen una solución sostenible más árboles se comprometen a plantar.