Tarannà Club de Viatges

Tarannà Viajes con Sentido es una agencia de viajes que desde hace más de 26 años envía viajeros y viajeras por el mundo. Su propósito es claro hacer felices a las PERSONAS en los viajes, ofreciendo experiencias y vivencias únicas

Tarannà quiere ser un referente activo de su sector, a través de una estrategia con 3 ejes fundamentales: el desarrollo económico sostenible, la excelencia y la sostenibilidad integral de nuestra actividad en el sector ‘Turismo’.

Por un turismo responsable, Tarannà con los ODS

Desde Tarannà entienden que las empresas deben tener un papel determinante en los cambios que van a condicionar el futuro, siendo actores activos y uno de los motores del cambio. Son conscientes del cambio climático que vivimos, como consecuencia de la masiva utilización de combustibles fósiles (carbón, petróleo y gas) que generan en su combustión CO2 y va directo a nuestra atmósfera ya saturada por la excesiva emisión mundial.

Para ellos, los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible establecidos por Naciones Unidas marcan el camino a seguir para, entre todos, lograr la meta del turismo responsable.

Sierra de Gredos
Toroella de Montgrí
Les Guilleries-Savassona

Reforestación voluntaria en España para minimizar el impacto de su actividad.

Bosque Viajero Tarannà busca reducir su huella de carbono y luchar contra el cambio climático. ¿Cómo? Financiando la plantación y el mantenimiento de 120 árboles en varios puntos de interés medioambiental en España durante el año 2019. La iniciativa se extenderá hasta el año 2030 cuando el Bosque Viajero Tarannà contará con 1.200 árboles.

Los Cines de Conciencia son una actividad social y lúdica que tienen como objetivo generar conciencia social y medioambiental. El evento fue patrocinado por Tarannà Viajes con Sentido, Eventos con Alma, Cinemes Girona y Turkish Airlines. Además, se calculó la huella de carbono en transporte de los asistentes que se compensará con la plantación de 15 árboles en Les Guilleries-Savassona

2019-2020

En la Sierra de Gredos trabajan con pinos silvestres y abedules para restaurar la masa forestal, frenar los procesos erosivos y promover la biodiversidad tras el incendio ocurrido en 2009. Cada árbol absorbe de media 178 kg de dióxido de carbono durante 40 años.

En Torroella de Montgrí se dedican a la repoblación de la duna continental mediante la sustitución de los ejemplares que se encuentran al final de su ciclo. Se trata de pinos piñoneros que absorben, cada uno de ellos, una media de 290 kg de dióxido de carbono durante 40 años.

2021

En Les Guilleries-Savassona su aportación pretende contribuir a la adaptación de las masas arboladas a futuros escenarios de clima más desfavorables, favoreciendo un cambio de especie en la masa principal y el desarrollo del sotobosque, incrementando al mismo tiempo la biodiversidad. Las especies a emplear serán principalmente el pino piñonero (Pinus pinea), la encina (Quercus ilex) y el roble pubescente (Quercus pubescens), acompañadas de serbal (Sorbus domestica) y mostajo (Sorbus torminalis) en menor proporción.