FCC Medio Ambiente

El área de Servicios Medioambientales del Grupo FCC lleva a cabo, desde hace más de 110 años, la prestación de servicios municipales y gestión integral de residuos y sirve a más de 60 millones de personas en cerca de 5.200 municipios de todo el mundo. La compañía lleva a cabo una amplia gama de servicios que reflejan su dilatada experiencia en el sector, entre otros: la recolección, el tratamiento y reciclado, la valorización energética y la eliminación de residuos sólidos urbanos; la limpieza de vías públicas; el mantenimiento de redes de alcantarillado; el mantenimiento y la conservación de zonas verdes; el tratamiento y la eliminación de los residuos industriales; o la recuperación de suelos contaminados.

La Sostenibilidad un compromiso de todos

Con el compromiso de apoyar el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y afrontar los desafíos económicos, sociales y ambientales a escala global, FCC Medio Ambiente lanza su Estrategia de Sostenibilidad 2050.

Este Horizonte Sostenible 2050 es una estrategia de desarrollo de negocio a 30 años que integra objetivos y compromisos muy exigentes y de alto valor añadido y que se agrupan en cuatro ejes de actuación: medioambiental, social, de excelencia y de buen gobierno. Este plan de acción representa el compromiso de la empresa por proteger y respetar la tierra y contempla acciones que permitan alcanzar aquellos ODS más directamente relacionados con sus actividades, de forma que se maximice el efecto sobre el conjunto de los 17 ODS.

Proyecto de reforestación Orzaduero dentro del Parque Regional de la Sierra de Gredos

Apoyando este proyecto de Bosques Sostenibles, FCC Medio Ambiente busca impulsar el eje medioambiental de su estrategia, donde se compromete a reducir en el año 2030 un 35% las emisiones de gases de efecto invernadero respecto a 2017, y a alcanzar la neutralidad en carbono en el año 2050.
El proyecto de Orzaduero es un paso más que da FCC Medio Ambiente en el camino de la compensación de su huella de Carbono, convencidos de que apoyar y llevar a cabo proyectos de reforestación es una buena forma de crear valor para la sociedad, no solo por la absorción de CO2, sino también por el impacto positivo para la biodiversidad y por la recuperación de espacios degradados, convirtiéndolos en zonas aprovechables para las comunidades locales.