ISMAEL QUESADA, SA es una pequeña empresa familiar fundada en el año 1967, que opera en Europa y África Comercializan productos químicos como Caucho, Adhesivos, Resinas, Plásticos y Pinturas. Afrontan el desafío de la sostenibilidad como parte esencial del proyecto de futuro de la propia empresa.

ISMAEL QUESADA, SA: Comprometido con la sostenibilidad – ods, objetivos de desarrollo sostenible y agenda 2030

Han alineado su proyecto con los Objetivos de Desarrollo Sostenible y quieren contribuir de forma consciente a un mundo más habitable y humano. Creen que los problemas globales son también responsabilidad de cada organización. 

En el año 2019 se certificaron en la ISO 140001 y presentaron su primera Memoria de Sostenibilidad, convencidos de que tienen que colaborar en el cuidado de nuestro planeta.
Desde entonces llevan a cabo varias acciones acordes con su Responsabilidad Social Corporativa:

  • Paliar el hambre con ayudas a los más desfavorecidos.
  • Donación de material escolar a colegios afectados por inundaciones.

Este año han puesto en marcha un proyecto para conseguir Cero Emisiones Netas en 2030.

Acciones:

Reforestación voluntaria del Valle de Iruelas en España para minimizar el impacto de su actividad

Con esta iniciativa y los 222 árboles que han aportado, además de crear empleo local y fomentar la inserción laboral de personas en riesgo de exclusión social, el objetivo principal de este proyecto es la restauración de un área incendiada en el año 2019 de 140 hectáreas con especies arboladas autóctonas (principalmente el pino silvestre – Pinus sylvestris – y frondosas), consolidando un bosque con suficiente diversidad y vocación de permanencia.

¿Quieres compensar las emisiones de CO2 de tu empresa?

Contacta ahora y empieza a ejecutar tu plan de desarrollo empresarial sostenible.

Clientes que va confían en nosotros

¿Eres un particular y quieres compensar tus emisiones de CO2?

 

Conoce la campaña “La verdad de los árboles” y colabora en nuestro proyecto colaborativo para reforestar el Valle de Iruelas (Ávila), que quedó devastado por un incendio el 2019.

 

Gracias a ti,

devolvemos la vida a los bosques de nuestro territorio.