Mount, Legend es un e-commerce de montaña y deporte compuesto por un grupo de trabajadores y trabajadoras, emprendedores y emprendedoras, deportistas y amantes de la naturaleza, que un día decidieron salirse de la vorágine en la que se mueve el mundo para observar de cerca la belleza del mundo que nos rodea.

Con la pasión por la montaña, el deporte por bandera y el compromiso con el medio ambiente como razón de ser, han llegado a la conclusión que, de la misma manera que son parte del problema, también pueden ser parte de la solución. Por ello uno de sus pilares es la sostenibilidad, buscando la reducción del impacto de sus operaciones, sin dejar de ofrecer las mejores marcas de montaña.

Green Friday, Save the planet

Sostenibilidad, Justicia, Respeto, Igualdad, Dedicación y Proactividad, son los valores que los definen y que les acompañan en este camino. Pero cuando llegan las nuevas fechas de compras masivas como el Black Friday, toda tienda tiene los mismos problemas: “Aunque no estés de acuerdo, al final vas a tener que vender”. Por ello, entre varias acciones, como la concienciación sobre el consumo responsable y el mantenimiento de sus precios, decidieron compensar todas las emisiones de CO2 que generasen todos los pedidos de las dos semanas previas a Black Friday a través de la plantación de árboles. Esta acción tuvo una gran acogida entre sus clientes, por lo que, y según dicen, no solo repetirán en otras campañas, sino que además es una medida que implantarán durante todo el año. Su objetivo es poder alcanzar la neutralidad de todas sus operaciones, por ello actualmente están trabajando también en el cálculo de la huella de carbono corporativa.

Puedes leer aquí todos los detalles de esta iniciativa.

Reforestación voluntaria del Valle de Iruelas en España para minimizar el impacto de su actividad.

Con esta iniciativa y los árboles que han aportado, además de crear empleo local y fomentar la inserción laboral de personas en riesgo de exclusión social, el objetivo principal de este proyecto es la restauración de un área incendiada en el año 2019 de 140 hectáreas con especies arboladas autóctonas (principalmente el pino silvestre - Pinus sylvestris - y frondosas), consolidando un bosque con suficiente diversidad y vocación de permanencia.